29 de marzo de 2017 | By: Tabuyo Alonso

LA MUSA, Jessie Burton.

Sinopsis: Andalucía, 1936. Con la guerra civil a punto de estallar, Olive Schloss, hija de un marchante de arte vienés y una heredera inglesa, vive con sus padres en las afueras de un pueblo apartado. Allí traba amistad con la joven criada, Teresa Robles, y con su hermanastro Isaac, un pintor idealista que da clases en Málaga. Al poco tiempo, Olive consigue burlar la voluntad de sus padres urdiendo un plan que desatará una cadena de mentiras y secretos.
Londres, 1967. Odelle Bastien, una joven llegada de Trinidad, ha conseguido por fin un trabajo de mecanógrafa en el augusto Instituto de Arte Skelton bajo la tutela de la codirectora, Marjorie Quick. A pesar de que ésta le otorga toda su confianza, Odelle percibe en ella cierto halo de misterio, que se intensifica con la aparición de una obra maestra perdida durante la guerra civil española, un enigmático cuadro cuyo autor podría ser el desaparecido Isaac Robles.
Después de su exitosa y celebrada primera novela, La casa de las miniaturas, Jessie Burton ha creado una historia igualmente vibrante sobre las vidas de cuatro mujeres extraordinarias. Así, dos dramáticos episodios ocurridos en épocas muy distintas conducen al lector a un apasionante y vertiginoso recorrido a través del amor y la obsesión, la verdad y la impostura.

Aunque ya tengo en mis estanterías la primera novela de Jessie Burton La casa de las miniaturas (en edición de bolsillo), he decidido leerme antes su última novela porque sobre ella no he visto gran cosa y tenía bastante curiosidad por saber qué se escondía detrás de esa portada tan maravillosa.

La historia está ambientada en dos épocas y lugares diferentes. Por una parte viajaremos al Londres de finales de los 60. Allí una joven de Trinidad (colonia británica) intentará labrarse un futuro como mecanógrafa en un Instituto de arte. Aunque han pasado bastantes años desde el fin de la II Guerra Mundial, la ciudad y sus habitantes todavía están cicatrizando las heridas. Todo lo que esté alejado de sus tradiciones más arraigadas es mirado con recelo, por lo tanto la joven Odelle tendrá que hacer ver que ella es igual que cualquier londinense.


Por otra parte volveremos a España, pero no a la época actual como solemos ver en este tipo de novelas que mezclan pasado y presente, viajaremos a los momentos previos al inicio de la Guerra Civil. La sociedad está en plena ebullición, en un pequeño pueblo andaluz ya se empiezan a ver los primeros enfrentamientos entre nacionales y republicanos. Allí acaba de llegar una familia extranjera con una hija adolescente, Olive (ellos, al igual que Odelle en Londres, también son mirados con recelo por los habitantes del pueblo) y pronto entrarán en contacto con dos hermanos de la localidad, Teresa e Isaac. La relación entre ambas familias se estrechará y dará pie a una historia completamente absorbente que me ha tenido todo el fin de semana pegada a sus páginas.

Como viene siendo habitual, ambas historias terminarán confluyendo para terminar dando forma a una historia que habla de arte, de las oportunidades que da la vida, de lo difícil que ha sido el papel de la mujer a lo largo de los años, de la dureza de la guerra antes y después, de que lo diferente siempre es mirado con recelo y por supuesto también de la pasión, el amor y de la amistad.

Me ha parecido una novela muy similar al estilo de Kate Morton. La autora ha mezclado dos historias sin aparente relación, ambientadas en dos épocas, con dos mujeres como protagonistas y las ha unido a través de una misteriosa pintura.
Aunque  la historia y la forma de narrar no son nada novedoso, los personajes me han parecido tan humanos y cercanos que han conseguido encandilarme. Su lectura ha sido muy fluida, amena y adictiva por lo que me ha durado nada y menos entre las manos (también coincide que era fin de semana).

Como siempre pasa en este tipo de novelas que están a caballo entre dos épocas, me ha gustado más una que otra. En este caso he disfrutado bastante más con la historia ambientada en España. Aunque está llena de estereotipos me ha gustado ver la visión que se tiene desde fuera de esa parte tan oscura de nuestra historia. Los personajes me han gustado más y la trama de esa historia ha sido mucho más elaborada que la parte inglesa.


Así que ya sabéis, si queréis disfrutar de una historia que os tenga entretenidos una tarde entera sin levantaros del sofá, La musa es una buena opción. ¡Ah! Os quería comentar que el primer capítulo puede pareceros un poco aburrido (a mi me lo pareció), pero merece la pena seguir leyendo.

Puntuación: 8/10. He disfrutado mucho con este libro, la historia de Odelle ha sido lo que ha bajado un poco la nota, me costó un poco pillarle el punto.

Precio: 20 € y 480 páginas. Salamandra.

Felices Lecturas.

16 comentarios:

MaraJss dijo...

La verdad es que Kate Morton no es santa de mi devoción, ni tampoco las historias de ese tipo. Pero con esa portada tan bonita y tratándose de esta autora, me encantaría leerlo.
Besos.

Aylavella dijo...

Me encanta la portada, es preciosa. Y el libro tiene buena pinta. No he leído el primero de la autora, pero no me importaría leer este.
Besos

Patricia Bohemia Literaria dijo...

¡Hola! Me llama la atención el hecho de que lleve dos historias y después las una a través del arte, además de tener en cuenta el papel de la mujer en la historia. La portada es preciosa.
Saludos.

Natalia Carou dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natalia Carou dijo...

Preciosa portada, a mi me parece un libro muy atrayente. No he leído nada de esta autora pero los libros de Kate Morton me gustan bastante, así que lo compraré.😊

Inés dijo...

La casa de las miniaturas me gustó mucho así es que este también lo leeré.Ya lo tenía apuntado desde que lo enseñaste tú en un post de novedades y ahora después de leerte pues nada. a encargarlo.
Un beso

Inquilinas Netherfield dijo...

Tienes razón, la portada es una preciosidad, y si encima el interior acompaña, habrá que darle una oportunidad. Reconozco que a mí estas historias al leer la sinopsis me suenan todas igual, pero este en concreto me llama mucho la atención.

¡Besote!

Isa Martínez dijo...

¡Hola!
Tengo que reconocer que yo también tengo el libro anterior de la autora en la estantería, esperando su momento. Lo compré con muchas ganas y lo he ido posponiendo, espero hacerle pronto un hueco, pero tengo tantos pendientes... También coincido contigo en que la nueva novela tiene una portada muy bonita, de las que atraen tu mirada en la librería.
Me atrae mucho la temática de la novela y que se hable del difícil papel de las mujeres a lo largo de los años. Me gusta la comparación con Kate Morton, autora que me gustó mucho en ciertos momentos aunque últimamente no he vuelto a ella, se me hizo muy repetitiva.
No descarto animarme con ella en un futuro pero de momento buscaré un hueco para la anterior novela de la autora.
Un beso

Buscando mi equilibrio dijo...

La edición es para enamorar. ME lo voy a anotar, porque no sabía de qué iba, y me gustaría tenerlo entre manos y decidir si me lo llevo.
Besos.

Lunilla dijo...

No conocía esta novela pero me has convencido, y además la edición es preciosa.
Me la llevo!

Natàlia dijo...

Que subidón me has dado al leerte. Ya sabe que lo voy a leer en breves y me anima que te haya gustado tanto.
Un beso ;)

Norah Bennett dijo...

Tengo ganas de leer esta novela. Lástima que te recuerde a Morton porque yo no la soporto, pero aun así...la Musa me tienta después de haber disfrutado La casa de las miniaturas. A ver qué tal, porque eso de que las historias sean tan desiguales, vamos que te ha gustado mucho más la de Andalucía, no me convence si son muy desiguales, pero me ha dado la impresión de que es cuestión de gusto personal, no de que no estén bien trabajadas las dos.
Besos

Xavier Beltrán dijo...

A mí, al contrario que a Norah, me gusta la comparación con Kate Morton, una autora que siempre me deja con buen sabor de boca. No he leído ni este libro ni La casa de las miniaturas, pero por lo que cuentas me podría gustar cualquiera de los dos.

Un besito.

Eyra dijo...

La tuve en las manos el otro día, me encantó su portada pero no me decidí. La anterior no llegué a leerla pero esta es muy probable que la lea después de lo que nos has contado.

Un beso

Atalanta dijo...

La portada me ha enamorado :-)
No es muy del estilo que suelo leer pero me ha picado un poco la curiosidad, sobre todo por ver, como dices, la visión que se tiene desde fuera de esa parte de nuestra historia.
Besos.

Locura de lectura dijo...

A mí me ha enamorado su portada y su sinopsis. Tu reseña no ha hecho más que alimentar las ganas de leer esta historia y cuánto antes mejor!!! Apuntadita queda. Muchas gracias. Bss desde locura de lectura